Hoy en día, el mundo está más conectado que nunca, pero sigue existiendo la necesidad de hacer que nuestras experiencias con nuestros dispositivos sean más fluidas y cohesivas. Esto ha generado nuevas expectativas para los operadores móviles. Ahora, las redes de nivel de operador deben ofrecer acceso constante a millones de dispositivos al mismo tiempo que admiten grandes flujos de datos sin fallas. A medida que los operadores buscan hacer que sus redes 5G no solo sean extensas sino también confiables, en Samsung Electronics creemos que el uso de inteligencia artificial (IA) podría ser la clave para modernizar este aspecto, crucial de la infraestructura de comunicaciones.

Con las redes 5G, la capacidad de una herramienta de autoaprendizaje basada en inteligencia artificial para administrar las operaciones y optimizar el rendimiento ofrece claros beneficios para los operadores móviles. Dicho esto, creemos que complementar estas herramientas con la creatividad humana y la toma de decisiones ayudará a realizar el enorme potencial de la tecnología. Con eso en mente, Samsung ha desarrollado una herramienta de inteligencia artificial conocida como CognitiV Analytics, que puede colaborar con homólogos humanos para ayudar a los operadores móviles a resolver varios problemas relacionados con la gestión de redes 5G.

Me gustaría compartir cómo la última herramienta de colaboración humana-IA de Samsung ayuda a los operadores móviles a optimizar los servicios y administrar las redes 5G de manera más eficiente.

La calidad y la colaboración son fundamentales

CognitiV Analytics representa un gran paso adelante para la gestión de redes 5G. La capacidad de la solución para identificar rápidamente problemas técnicos y analizar con precisión la calidad de la red se deriva de dos capacidades clave. El primero es su capacidad para analizar el rendimiento y la calidad de los servicios a través de las redes, mientras que el segundo es la colaboración que fomenta con sus homólogos humanos.

Para analizar correctamente el rendimiento de la red, se requiere la recopilación y evaluación de los flujos de servicio completos para cada usuario. Por ejemplo, para determinar la calidad del servicio que recibe un suscriptor mientras transmite videos, los operadores móviles deben saber cómo funcionan juntos varios elementos de sus redes 5G, incluidas RAN y Core, y si ha surgido algún problema. Esto no es tarea fácil. Debido a que la cantidad de datos sin procesar para cada elemento es tan enorme, el análisis de estos datos requiere una herramienta de inteligencia artificial extremadamente poderosa.

Para facilitar este proceso, Samsung y Zhilabs, una empresa de Samsung, crearon CognitiV Analytics. Esta poderosa solución recopila datos de varias fuentes en las redes y usa estos datos para crear una vista holística del estado de la red.

La solución ofrece análisis integrales, lo que facilita a los operadores móviles evaluar y visualizar el rendimiento de la red, los servicios y otra información valiosa, lo que elimina la necesidad de utilizar múltiples soluciones de análisis para obtener la misma información. La herramienta CognitiV Analytics proporciona la capacidad de ofrecer análisis rápidos y también minimiza el error humano que puede resultar de mover datos complejos entre múltiples herramientas.

Al trabajar en estrecha colaboración con sus homólogos humanos y proporcionarles explicaciones detalladas de sus acciones, nuestra solución CognitiV Analytics proporciona una mayor transparencia sobre cómo la IA aborda problemas particulares. Con el tiempo, estas interacciones ayudarán a aumentar la precisión y la eficiencia de la herramienta al tiempo que permitirán a los operadores móviles familiarizarse con la IA y confiar en ella.

La importancia de fortalecer las herramientas de IA

CognitiV Analytics no solo muestra de lo que es capaz nuestra tecnología de inteligencia artificial, sino que también muestra cómo se puede utilizar la inteligencia artificial para resolver problemas importantes y demuestra la facilidad con la que se puede integrar en las redes comerciales. Las características clave de la solución incluyen sus capacidades; aprender usando varios conjuntos de datos; aplicar análisis basado en reglas; e implementar la automatización.

CognitiV Analytics AI ha demostrado ser capaz de determinar rápidamente información importante sobre las redes de los operadores móviles, incluso en la etapa inicial de su implementación, cuando solo se disponía de pequeños conjuntos de datos. Para que la IA aprenda, debe poder trabajar con datos etiquetados y no etiquetados. Una etiqueta de datos típica puede indicar si una foto contiene un caballo o una vaca, o qué tipo de acción se realiza en un video. Sin embargo, la obtención de datos de red etiquetados es costosa, ya que unos pocos ingenieros altamente capacitados pueden realizar un proceso de etiquetado sofisticado. Por lo tanto, para que la herramienta de análisis de IA ofrezca información significativa incluso en la etapa inicial, su IA debe poder aprender de los datos no etiquetados. Nuestra IA tiene la capacidad de aprender de datos etiquetados y no etiquetados, pudiendo brindar soporte a los operadores móviles desde el primer día.

Si bien la mayoría de los conjuntos de datos de red 5G se pueden analizar con IA, algunos datos tienen características distintas que los hacen inadecuados para el análisis basado en IA. Tales casos requieren que los usuarios apliquen sus propias reglas, basadas en su experiencia y conocimientos, para evaluar sus datos. A esto se le llama análisis basado en reglas. CognitiV Analytics integra este análisis al permitir a los usuarios combinar la inteligencia artificial y el análisis basado en reglas. Esto agiliza las conexiones al brindar a los operadores móviles evaluaciones más precisas del rendimiento de la red.

Cuando hablamos de automatización en redes 5G, estamos hablando de un proceso que típicamente tiene cuatro fases: (1) descubrir el problema, (2) identificar la causa raíz, (3) encontrar la solución y (4) aplicar la solución. a la red. Algunos operadores móviles tienden a preferir tomarse el tiempo para comprender cómo las herramientas de análisis basadas en inteligencia artificial manejan los problemas en cada fase. Aquellos de nosotros en la industria pensamos que todo se reduce a la familiaridad y confiabilidad de la IA. Nuestra solución CognitiV Analytics está diseñada para resolver el problema aplicando cada fase en etapas, de modo que los operadores móviles puedan tomarse el tiempo para comprender la IA en la gestión de sus redes 5G.

CognitiV Analytics de Samsung ya está en uso en redes comerciales que permiten conexiones a cientos de millones de usuarios móviles. Lo notable de esto es el hecho de que nuestra solución admite la automatización de circuito cerrado, ofreciendo automáticamente configuraciones recomendadas para cada elemento de una red en particular. Ofrece funciones de respaldo y monitoreo automático de KPI para protegerse contra la degradación de KPI, lo que ayuda a mantener niveles de servicio consistentes en todas las redes. Además, basándose en su análisis de datos en tiempo real, CognitiV Analytics ajusta automáticamente las configuraciones de red para gestionar mejor las fluctuaciones en los patrones de tráfico y los cambios ambientales.

Aprovechando la IA para redes futuras

Para los operadores móviles de hoy, una buena gestión de la red es una parte complicada y esencial para mantener el mundo conectado. Este es también un aspecto de sus operaciones que no deja margen de error. A medida que crece el número de dispositivos conectados y se introducen casos de uso más envolventes, los operadores móviles necesitan herramientas simples que faciliten la gestión de las redes comerciales y les permitan responder rápidamente a los problemas urgentes. Las potentes herramientas de gestión basadas en inteligencia artificial que trabajan en estrecha colaboración con las contrapartes humanas lo hacen posible.

Esperamos crear un futuro en el que las redes móviles totalmente automatizadas se comporten como organismos vivos, identificando rápidamente los problemas y resolviéndolos como si nuestros cuerpos se estuvieran curando de una lesión. Esto significa que si, por ejemplo, no pudiéramos transmitir una película a nuestro teléfono inteligente, la herramienta de administración basada en inteligencia artificial de la red resolvería el problema por sí sola. Cuando la IA espera un mayor tráfico, aumentará la capacidad de la red al agregar automáticamente recursos de red. Si bien tomará algún tiempo para que estas experiencias se conviertan en realidad, podemos hacerlas posibles si seguimos avanzando en la IA en la dirección correcta.

CognitiV Analytics refleja el compromiso continuo de Samsung de aprovechar la inteligencia artificial, que brindará oportunidades increíbles para enriquecer nuestra vida diaria. La combinación del poder de la IA y la creatividad humana puede proporcionar a los operadores móviles las soluciones que necesitan para simplificar las operaciones y administrar mejor los recursos de la red.

Dejar un comentario

Deja un comentario